jueves, 9 de mayo de 2013

La ciudad amable

Como manifestaba Einstein en un escrito sobre las crisis, "no pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo"
Es el momento de nuevas iniciativas,nuevas propuestas y momentos proclives a arriesgar por aquello que creemos.
Por esto estamos en un momento donde no solo valen aquellas que consideramos buenas ideas sino que estas deben adaptarse al contexto económico actual, por lo tanto para que se conviertan en realidad, deben ser buenas ideas y deben cumplir la condición sine qua non que tienen que  realizarse con pocos recursos económicos.
Al fin y al cabo la reestructuración de los bienes que tenemos a nuestro alcance, sin aquellas obras faraónicas a las recurríamos en época de bonanza.


Me gustaría exponeros algunas nuevas iniciativas que surgen en el plano urbano de la ciudad.
Debemos reflexionar sobre el actual modelo de nuestras calles y por tanto plantearnos nuestro modelo de ciudad. Estableciendo un orden de prioridad de cuales son los elementos que intervienen en ella y cual queremos proteger y fomentar.

                               Brodway-Madison Square. New York



                                       video



Surgen en esta línea nuevas iniciativas en este marco de reflexión como la que esta llevando la Junta de Andalucía en el marco de "la ciudad amable". Un foro donde surjan una serie de reflexiones, se establezcan prioridades y se trabaje sobre ellas para humanizar la ciudad.

Existen algunas propuestas que os enlazo, para que podáis ver cuales son y el éxito que están cosechando, recuperando aquel espacio perdido por las personas en la trama urbana.

video


En la mayoría de nuestras calles el vehículo es el absoluto protagonista y el actor principal, llevando al peatón y a otros medios como las bicicletas al espacio residual de las mismas.

Debemos recuperar estos espacios para el encuentro y disfrute de la ciudadanía. Priorizando por tanto el transito peatonal y de bicicletas sin con esto expulsar a los vehículos sino controlandolos y modificando sus hábitos para que pierdan ese papel principal y  en nuestras calles.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Oficinas Fundación Botín

Podemos empazar definiendolo como espacios Industriales que se incorporan a la escala del ciudadano.
De un taller de orfebrería de principio del siglo XX a la actualidad. Los edificios industriales son contenedores de espacios diafanos  los cuales pueden llegarse a humanizar.






En este caso la preexistencia de materiales inertes, se conjuga en la intervencion con materiales mucho mas vivos, el gran uso de la madera al igual que la incorporación de vegetación consiguen el equilibrio necesario.

La incorporación de la luz a los espacios industriales le devuelven la calidez perdida. La luz como elemento unificador, aportando una conjunción de nuevas sensaciones al usuario.








Arquitectos: MVN Arquitectos
Ubicación: Madrid
Área: 1541 m2
Fotografía: Alfonso Quiroga
Fuente: Plataforma Arquitectura

martes, 26 de junio de 2012

El barrio de la mina, la regeneración de un barrio excluido.

La mina fue un barrio creado para la absorción de varios núcleos de viviendas precarias situadas en el área metropolitana de Barcelona, es así como surge este barrio que se encuentra entre el límite de Barcelona y Sant Adriá del Besós y sus múltiples problemas sociales. La actuación que se iba a llevar a cabo en lo que ahora que es el fórum le dio cierta visibilidad y esto junto con una voluntad política  llevo a crear un plan global de regeneración del barrio.




El equipo encargado de la redacción del Plan Especial encargado de aunar todas las propuestas detecto que el estado de la edificación existente era bueno hallándose las mayores deficiencias en los espacios libres que suponía el 80 % del total de la superficie.

Es aquí en este gran espacio libre el que permitirá que se lleve a cabo una actuación de reparcelación que cambiará la fisionomía de la zona.

La demolición de las naves industriales de la zona sur ha dado paso a la conexión con otras estructuras urbanas de la ciudad.

Como entidad del proyecto se crea una rambla de 600 metros de longitud que recorre el centro del barrio y cose a su vez la trama urbana, actuando como elemento vertebrador e imprimiendo una nueva imagen al barrio.

En esta rambla se producirá una diversidad de uso que permeabilice y dote de los equipamientos necesarios a una zona tan degradada como esta.

La mezcla de viviendas libres, protegidas y equipamientos sociales, educativos, culturales y deportivos dotan de la calidad urbanística necesaria a este espacio olvidado de la ciudad.



Esta regeneración urbana plantara la semilla para una regeneración social, mucho más difícil y duradera en el tiempo. Esperemos así solucionado una realidad social excluida desde las diferentes instituciones públicas.


Todas las ciudades están ávidas de este tipo de iniciativa, que a su vez estén dotadas de grandes dosis de realidad y que no se traten únicamente de actuaciones puntuales, sino que estas intervenciones vayan acompañadas de una proyecto social que permita resurgir tanto al barrio como a sus habitantes


viernes, 25 de mayo de 2012

Mercado de San Antón (Madrid)

El Mercado de San Antón renace de sus cenizas para convertirse en lo que esta siendo en la actualidad, un elemento regenerador del barrio.
Los mercados de abastos siempre han formado parte de la composición de la trama urbana de nuestros barrios y ciudades y ha sido y es el sustento de muchas familias a lo largo del tiempo.
Pero estos espacios tal y como eran entendidos estaban entrando en una época de decadencia, la competencia desmesurada de los grandes centros comerciales y de las cadenas de supermercados estaban abocandolos cada vez más al abandono tanto por parte de la ciudadanía como por parte de las Administraciones.
En esta situación se prodece a la reconversión del mercado de San Antón, una apuesta por la administración por recuperar estos espacios y salvarlos de su agonía, con un éxito indiscutible.







La mezcla de usos en un mismo espacio se convierte en una de las claves de este éxito, junto con las especialización y optimización de los diferentes puestos. Todo esto ha generado un aumento de los ingresos además de facilitar que otros personas que antes no eran usuarios ahora lo sean gracias también a la flexibilidad en los horarios.
Como hacíamos mención antes esta estratificación de usos se convierte en un elemento fundamental (PB mercado, P1 bares, P2 terraza y restaurante, P-1 Aparcamiento), esto acompañado de un diseño innovador ha hecho de estos espacios focos de concentración y activación del barrio, consiguiendo así elementos de referencia tanto a nivel vecinal como en la ciudad.
El futuro sin duda de los mercados de abastos pasa por su reconversión, optimización junto con una apuesta por la calidad y la innovación